Síguenos...

Facebook Twitter Instagram

Artículos

Carta abierta a la comunidad deportiva de la LIBA

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Logo LIBA

En vista de comentarios que me han hecho con respecto a mi permanencia como directivo de la Liga Interministerial de Beisbol Aficionado  (LIBA) creo necesario presentar estas líneas para aclarar la situación.

Lo primero que debo decir es que la LIBA fue fundada originalmente en el año 1964, siendo la segunda liga más longeva luego de la Liga Interobrero  que data de 1939. En el año 2008 y por abandono de la directiva que entonces estaba al frente de la Liga, un grupo de delegados asumimos la responsabilidad de mantener la Liga en actividad.

Para ello solicitamos el registro mercantil de la organización a la antigua directiva quien manifestó en aquel entonces que dicha documentación estaba desaparecida. Luego de varios meses de indagar e insistir nos vimos en la necesidad de refundar la Liga a través de nuevos estatutos.

Es así como a finales del 2008 se nombró la directiva que desde entonces conformamos Manuel Lobatón como Presidente, Jorge Guacarán como Vicepresidente, Luis Querales como Tesorero y mi persona en funciones de Secretario. Lamentablemente Lobatón nunca se incorporó a la Liga por lo que muy prontamente asumió en su lugar Guacarán.

Este triunvirato mantuvo la Liga activa y logramos trabajar con mucha armonía. Ya en el año 2013 Querales manifestó que le era imposible seguir en funciones, quedando reducida la dirección a dos personas. Hicimos algunos intentos de animar a algunos delegados miembros de la Liga para que se incorporaran pero eso no ocurrió.

El 15 de octubre del año 2017 lamentablemente fallece Jorge Guacarán quedando la responsabilidad de la Liga en mi persona. A todas estas, por falta de renovación de la directiva, veníamos asumiendo la reelección en nuestras posiciones. Desde entonces he venido ejerciendo una suerte de Presidencia interina, obligado por los hechos.

Precisamente en ese mismo año 2017 ya se venía gestando la idea de unir en un mismo torneo a las Ligas Popular y la Interministerial. Las razones principales eran subir el nivel de la competencia, optimizar el uso de los escasos espacios disponibles para la actividad y darle mayor fuerza a al beisbol Master y súper Master en Distrito Capital.

Recordemos que antes del 2008 – específicamente a partir de 2007 – la Asociación de Distrito Capital ya había delegado en nosotros la potestad de conformar las selecciones de adultos que representaran la entidad. Todo esto por iniciativa de Jorge Guacarán, quien tenía el deseo de participar en los juegos nacionales.

En este sentido tuvimos la oportunidad de crear toda la logística necesaria para asistir a los Juegos Nacionales que desde ese año 2007, organiza la Federación Venezolana de Beisbol en la categoría Súper Máster y a los cuales asistió Distrito Capital hasta el 2014.

Lo menciono poque era uno de los motivos de querer aglutinar a todo el talento posible en la categoría Máster, para procurar su reincorporación a este tipo de competencia. Distrito tiene unos 30 años que no asiste a los Nacionales Master.

Aunque hay que decir que afectados por la crisis eso aún no se ha logrado, fue uno de los objetivos que tuvimos en mente luego de la experiencia y éxito obtenido por el Súper Máster que logró el campeonato Nacional en 2008 (Punta de Mata) y 2009 (Chivacoa), además de dos subcampeonatos.

Desde mediados del año pasado vengo invitando a los delegados de equipos de la categoría Súper Master  a reestructurar la junta directiva ya que lo considero oportuno, tomando en cuenta que hace 10 años fue la última vez que se hizo, como ya he explicado.

Por ello les comuniqué que estaría a cargo de la Liga hasta el 31/12/2019 para dar un plazo perentorio y que los delegados se activaran en este sentido. Afortunadamente los delegados de los equipos San Agustín y San Martín tomaron la iniciativa de acudir al llamado.

Esto es alentador, sin embargo me preocupa lo que conversamos en el primer encuentro que tuvimos para concertar la transición, ya que expresaron que su primer objetivo es rescatar la Liga.

Si alguien dice que va a rescatar algo es porque está perdido, abandonado y definitivamente ese no es el caso. La LIBA y sus equipos están participando desde 2017 en una modalidad innovadora que hemos llamado Torneo Máster Confederado, que además apreciamos como una experiencia exitosa hasta el momento.

En realidad lo que se quiere decir con “rescatar” a la Liga, es descontinuar el Torneo Máster Confederado y volver al momento en que cada Liga – Popular e Interministerial – organizaba sus campeonatos separadamente.

Esto no lo catalogo como bueno o como malo, simplemente quiero dejar claro que a la Liga Interministerial no hay que rescatarla porque gracias a Dios y a toda la gente que ha conformado su consecuente comunidad deportiva, se ha podido mantener en actividad ininterrumpidamente desde 1964.

Lo que la nueva directiva decida ya proyectará el beisbol de adultos hacia nuevos derroteros. Serán los equipos, sus delegados y jugadores quienes validen con su participación bajo otros formatos, lo que consideren apropiado o no de las propuestas que se pongan sobre la mesa.

Por lo pronto seguiré a cargo del TMC hasta que finalice su edición actual e igualmente hasta que se culmine el Campeonato Distrital Súper Máster que inició el año pasado. Luego pienso seguir ligado a la actividad como jugador hasta que mis condiciones me lo permitan.

No escribo esto con el ánimo de crear polémica sino porque creo que toda la comunidad deportiva a la cual hemos servido hasta ahora merece saber con detalle la situación. Sería muy difícil conversar todo esto con cada uno de los cientos de atletas y directivos de equipos que han pasado por la Liga, así que me parece ésta la mejor manera.

Al contrario, la intención es explicar lo que veo que está generando confusión por tratarse de puntos de vistas encontrados y que puede dar lugar a malos entendidos. Simplemente cada persona tiene una visión de cómo deben funcionar y proyectarse las cosas. Ya tendremos noticias sobre estas nuevas propuestas que cada equipo evaluará. En todo caso se está cumpliendo un ciclo y vendrán nuevas situaciones.

A la nueva directiva que se conforme le ofrezco el apoyo que consideren necesario para afianzarse en sus funciones y estaré a la orden en la medida de mis posibilidades para echarles una mano en lo que esté a mi alcance.

Por último quiero agradecer a todas las personas que colaboraron con nosotros en esta década, que valoraron positivamente nuestra gestión y que hicieron posible que la LIBA siguiera funcionando a pesar de los pesares. Así mismo ofrezco mis disculpas si acaso alguna vez provoqué algún agravio involuntariamente.

Aprovecho para ofrecer un merecido homenaje póstumo a mi gran amigo Jorge Alberto Guacarán, quien me condujo sabiamente por los senderos de la dirigencia deportiva -- que tantas satisfacciones me ha brindado -- acompañándome siempre con su indeclinable buen humor y su inmensa pasión por la pelota.

 

  Luis M. Pérez
Secretario LIBA

[Registro Mercantil LIBA]

¡Échanos una mano!

DonativosCualquier ayuda es importante...

Buscar

Productos Destacados

R3D Floater