.

  Síguenos...

Facebook Twitter Instagram
 

Beisbol Menudo: Actitud Mental al Batear

Valoración del Usuario:  / 2
MaloBueno 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Big Papi

Batear es la acción más difícil en deporte alguno. Esto lo hemos escuchado un montón de veces. Pero, ¿Qué es lo que debe haber en la cabeza de un bateador desde el momento que se prepara para tomar turno? En realidad no debe haber nada más que un simple pensamiento: mantener la vista en la pelota.

Asumiendo que se tenga un conocimiento básico de la mecánica del “swing”, es decir, de la parte física de cómo batear, en la mente solo debe permanecer este aparente pequeño detalle: no le quites de encima la vista a la pelota. Y esto debe hacerse aún antes de llegar al plato. El prevenido debe colocarse lo más cerca que le sea permitido del plato para ver todos los lanzamientos que le hacen al compañero que batea antes.

Es muy útil fíjarse en todo, ¿cómo la suelta? ¿por el lado o por arriba del brazo? ¿lanza muchas rectas o muchas curvas? ¿le gusta lanzar adentro o afuera?. Estar cerca también ayuda a calibrar la velocidad del lanzador.  Mientras más información tengas mejor. Pero, al entrar a batear, solo hay que concentrarse en ver la pelota y seleccionar un buen lanzamiento.

Muchos bateadores piensan en el plato sobre lo que quieren conseguir: un hit, doble, jonrón, o sea, piensan sobre el resultado. Esto es un error, ya que es muy difícil predecir lo que se bateará. Podemos decir que está tratando de controlar algo imposible de controlar. Lo que si puede controlar el bateador, y es en lo que debe concentrarse, es elegir un buen lanzamiento que pueda golpear de manera sólida. Lo demás está fuera de su alcance.

Por el hecho de que de cada diez turnos lo más probable, si eres un buen bateador, es que falles cerca de siete veces, hay que saber sobrellevar los fracasos en este deporte. ¿Qué quiere decir esto? ¿Que hay que rendirse? Eso nunca. Al contrario, lo que quiero decir es que, después de reflexionar sobre lo que se hizo mal en ese turno fallado, aunque sea en un momento importante del juego, hay que dejarlo atrás y prepararse para el próximo.

La actitud en el plato debe ser un equilibrio entre la agresividad y el control. La agresividad para reaccionar y el control para ser capaz de observar intensamente y seleccionar el lanzamiento adecuado. Ninguno de los dos por si solos conduce a buenos resultados, por lo que en cada turno hay que tener presente esto.

Los grandes bateadores han logrado aislar cualquier otro pensamiento de su cabeza y solo traen al plato la misión de ver la pelota y golpearla. En los momentos más críticos, es cuando más hay que practicar esta sencillez, para evitar la ansiedad que te puede producir tener la carrera de ganar en posición anotadora.

Buscar

Productos Destacados

R3D Floater