.

  Síguenos...

Facebook Twitter Instagram
 
Banner BBR (rojo)

Beisbol Menudo: Beisbol y Humildad (2/3)

Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Miguel Cabrera

En muchas oportunidades vemos partidos de béisbol en los que los muchachos muestran grandes condiciones, pero la falta de humildad, a veces atenta contra ellos y sus equipos.

Con frecuencia se da el caso del joven que juega en los jardines y que posee gran potencia en el brazo, pero que nunca le entrega la bola al cortador o relevo. En su afán de mostrar sus cualidades, hace lanzamientos que no pueden ser controlados por sus compañeros. Por no apegarse a los fundamentos y a pesar de tener grandes condiciones, termina otorgando una base adicional al corredor, o corredores, del equipo contrario. ¿Les parece familiar la escena?

Otro problema que enfrentan los entrenadores con sus jóvenes promesas y que en algunos casos tiene que ver con una actitud de soberbia hacia el juego, es que estos no siempre gustan de tomar las señas al batear. La estrategia en el béisbol tiene tanto peso como correr, atrapar una pelota o batearla.

Dependiendo de la situación del juego, es posible que el equipo requiera algo que va en contra del ego del jugador. Hablamos, por ejemplo,  de la jugada de sacrificio. ¿Cómo es eso? ¡Yo que puedo sacarla del parque!, ¿Voy apenas a tocar la pelota? Pues si, porque es lo que necesita tu equipo en ese momento. Aunque se pueda pensar que es muy poco lo que se hace con esta jugada, hay que recordar que batear es lo más difícil que existe en deporte alguno.

Si un futbolista repetidamente falla siete goles en diez oportunidades, o si un basketbolista habitualmente encesta solo tres canastas en diez chances, lo más probable es que tengan que buscar otra actividad deportiva. En cambio, los bateadores que logran estas aparentes “pobres” actuaciones, son los que participan en los juegos de estrellas cada año.

No solo se trata de conectar con un bate redondo, una pelota redonda, que es enviada lo más fuerte y esquivamente posible, por un lanzador ubicado apenas a unos metros. Además en el campo hay nueve jugadores contrarios, prestos a atrapar el batazo. Sin mencionar la limitación que imponen las rayas que delimitan el territorio válido.  Entonces, ¿No es una falta de humildad renegar de una seña de sacrificio?

Las posibilidades de anotar, aumentan significativamente después del avance de los compañeros mediante un sacrificio exitoso. Puede, que ese día, no seas el héroe que conecte el batazo que impulse las carreras para ganar, pero sin tu sacrificio es probable que le niegues a otro compañero -- y como consecuencia a tu equipo -- esa oportunidad.

Buscar

Productos Destacados

R3D Floater