Curiosidades

Los Gigantes de Nueva York en 1911, dirigidos por Jhon McGraw impusieron un record para un equipo de Grandes Ligas al robar 347 bases ese año, pero en la Serie Mundial, los Atléticos de Connie Mack estaban preparados para ellos. Los receptores de Filadelfia, Ira Thomas y Jack Lapp frustaron 13 intentos de robo, un record que todavía se mantiene. Los Atléticos ganaron en seis juegos.

Buscar